Con motivo de la Semana Estatal de Prevención del Suicidio, y del Día Mundial para la Prevención del Suicidio que se conmemora este 10 de septiembre, la Secretaría de Salud realizará diferentes actividades artísticas, deportivas y culturales con el objetivo de concientizar a estudiantes, maestros, personal de salud, padres de familia y población en general.

El miércoles 6 de septiembre, se inauguró de forma oficial la campaña “Palabras, manos, corazones” en el auditorio Rafael Lozoya Varela del Poder Judicial del Estado, con una conferencia a cargo de Héctor Valdez Caraveo.

Las actividades continuarán este sábado 9 de septiembre a partir de las 7 de la mañana en el Parque El Reliz de la ciudad de Chihuahua, donde se realizará la carrera recreativa “Carrera de colores 2k Pintando tus Pasos”, que tendrá registro y salida en el Parque el Encino, y que será un evento familiar y pet friendly.

Asimismo, en el auditorio al aire libre del Parque Central de Ciudad Juárez, se efectuará este domingo 10 de septiembre a partir de las 4 de la tarde, el evento denominado “Toquín por la Vida”.

A lo largo del mes en curso se presentarán también diversas bandas locales, obras de teatro, ferias de salud, talleres y distintas personalidades que tienen influencia en la juventud a nivel nacional, mismos que hablarán sobre temas de autocuidado y experiencias de vida, sin dejar de lado la sensibilización en redes sociales a través de la publicación de material audiovisual e información de centros de atención en salud mental.

Además de las actividades recreativas, a través de esta iniciativa se buscará capacitar a personal de diversas instituciones sobre el análisis de la conducta clínica en ansiedad, depresión y riesgo suicida.

El director del Instituto Chihuahuense de Salud Mental, Javier González Herrera, dio a conocer que se cuenta con la Línea de Atención a Personas en Crisis, la cual actualmente tiene 11 psicólogos en Chihuahua y 3 en el municipio de Juárez, quienes brindan contención, atención, primeros auxilios psicológicos y psicoeducación, así como referencias a instituciones públicas o privadas.

Esta atención es proporcionada por personal especializado en atender crisis emocionales y del fenómeno suicida, y cualquier ciudadano puede contactarse y recibir atención personalizada a través del número 9-1-1.