En el marco de la estrategia gubernamental Juntos por la Sierra Tarahumara, la presidenta del DIF Estatal, María Eugenia Galván Antillón, dio a conocer la remodelación y apertura de 20 Centros Regionales de Nutrición y Albergue Materno (Cerenam).

De esta manera y en coordinación con la Secretaría de Salud, y la Secretaría de Pueblos y Comunidades Indígenas, se dará atención a miles de mujeres que se encuentran en condición de vulnerabilidad y necesitan un lugar en donde recibir atención durante su etapa gestacional y de lactancia.

En los Cerenam también se atiende a infantes menores de cinco años, que tienen algún nivel de desnutrición y están ubicados en un lugar cercano o contiguo a una Unidad Médica, Centro de Salud o de algún Equipo de Salud Itinerante.

Actualmente hay doce Cerenam en operación: 5 en Guadalupe y Calvo (El Venadito, Corre Coyote, Choreachi, Baborigame, y Guadalupe y Calvo); 4 en Bocoyna (Creel, Sisoguichi, San José Guacayvo y San Juanito); 2 en Batopilas (El Cuervo y Batopilas) y 1 en Guachochi.

Se prevé que para 2024 estén en operación un total de 20 Centros, por lo que se tiene prevista la inauguración de otros 8 albergues que estarán ubicados en Cerocahui, Urique; Narárachi, Carichí; Chínipas; Morelos; La Pinta, Balleza; Ocavichi, Maguarichi; Uruachi y en Monterde, Guazapares.

En estos lugares, a la fecha se ha dado alojamiento a 8 mil 367 personas, además se repartieron 382 mil 732 raciones alimenticias, se dieron 5 mil 566 consultas de nutriología y se benefició a 15 mil 576 personas.

Adicionalmente, este año se ejercerán 7 millones de pesos del Fondo de Infraestructura Social para las Entidades (FISE), para el equipamiento de los comedores.

Se apoyó también a 34 mil familias con la distribución de 1,179 toneladas de maíz y 393 de frijol en 242 localidades de 18 municipios de la zona serrana, con una inversión de 39 millones de pesos.