Un grupo de 37 estudiantes rarámuri de los planteles Uruachi y Turuachi, del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Chihuahua (CECyTECH), tuvieron una destacada participación en la competencia de robótica FIRST Laguna Regional, que se desarrolló en la ciudad de Torreón, Coahuila.

FIRST Robotics Competition convoca anualmente a miles de estudiantes de preparatoria de distintos estados del país, para que diseñen, construyan y programen un robot, un reto que busca inspirar a la juventud a convertirse en líderes innovadores de la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

Cada temporada se realizan torneos por zonas y uno de ellos es el FIRST Laguna Regional, organizado por Industrias Peñoles, que contó con la participación de alrededor de 950 estudiantes de 15 estados del país, quienes con sus proyectos realizaron tareas específicas sobre un campo de juego parecido una cancha de basquetbol.

El equipo Kánaritech 9499 integrado por alumnos del plantel CECyTECH Uruachi, participó por primera vez en la competencia, en la que obtuvo el premio “Rookiee-All Star”, con lo que hizo honor a su lema “Abre tus alas y descubre tus plumas de colores”.

Dicho lema representa la perseverancia de las y los jóvenes de la Sierra Tarahumara, quienes por la lejanía de sus comunidades deben recorrer largas distancias para tener acceso a la educación, y más aún, a la robótica. Ellos con su dedicación demostraron que nada es imposible cuando se tiene la pasión para alcanzar un sueño, logrando conquistar este premio.

También destacó la historia de Dulce Amairani González Vega, integrante del equipo Potrobots 7040 del plantel CECyTECH Turuachi, quien fue nominada al FIRST Dean´s List Award por su iniciativa y liderazgo.

Dulce Amairani vive en la comunidad de El Ocote, municipio de Guadalupe y Calvo, actualmente cursa el cuarto semestre y es una de las estudiantes más destacadas del Colegio, al mantener un promedio de 10.

Entre sus planes a futuro se encuentra el continuar con sus estudios universitarios y convertirse en un mentor junior, para transmitir lo aprendido a más equipos de robótica e inspirar a otras mujeres de su comunidad, para que se sumen a la educación STEM y amplíen sus horizontes.