la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología, invita a la ciudadanía a cuidar de sus mascotas debido a los cambios repentinos de temperatura en la ciudad, y aunque aún no es temporada invernal, los cambios de temperatura pueden ser intensos y esto afecta a los animales si no se cuidan correctamente.

Es necesario reforzar la alimentación de las mascotas de forma balanceada debido a que se tiene mayor sensibilidad a las bajas temperaturas debido a deficiencias en la regulación térmica, con lo cual la exposición al frío por breves período puede dañar al animal, para los animales que viven en el patio, al aire libre; y aunque el clima se torne muy frío, siempre es necesario que cuenten con agua fresca para beber.

Generar paseos constantes durante el invierno, por lo menos cada tercer día, aunque esté frio el ambiente, finalmente es actividad necesaria para el bienestar del animal y se le puede cubrir con algún suéter.

Las mascotas que viven fuera de las casas necesitan un lugar térmico, de preferencia separado del suelo que lo proteja contra el viento y el frio, y al que pueda acceder de forma libre. El lugar no debe tener goteras y debe ser suficientemente cerrado para resguardar el calor que el propio pelaje del animal genera, mantenerse limpio y seco.

Existen otros cuidados especiales tales como:

• Estar atentos de la vigencia de todas las vacunas.

• Fortalecer su sistema inmunológico.

• Si la mascota se moja por lluvia o nieve hay que secarlo lo más pronto posible con una toalla y una secadora para pelo.

• Los cachorritos, los gatitos y las mascotas más viejitas, durante el invierno, requieren de una atención y un cuidado muy especial.

• Ante cualquier inquietud no dejes de consultar al veterinario.

Se considera como maltrato animal: todo acto, hecho u omisión del ser humano que pueda ocasionar dolor o sufrimiento afectando el bienestar animal, poner en peligro la vida, o afectar gravemente su salud.

• Encadenar a una mascota durante largos periodos de tiempo a la intemperie.

• Que la mascota no cuente con un lugar adecuado para protegerse del clima.

• Que no cuente con alimento y agua.

• Descuidar la limpieza del lugar donde habita.

• No proporcionar la atención con el veterinario.

• No proporcionar el ejercicio necesario a la mascota según su especie y raza.

Para mayor información, consultar sobre el tema o bien llevar a cabo alguna denuncia ante cualquier maltrato animal, comunicarse al teléfono 072 en las extensiones 6054, 6051 y 6044 en la Subdirección de Ecología.