Personal que integra la Delegación Juárez de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC), acudió a los diversos inmuebles privados y de gobierno de donde se recibieron llamadas al 9-1-1 tras el sismo registrado la mañana de este miércoles, para evaluar posibles daños en la infraestructura o personas afectadas.

Al entrevistarse con los responsables de los edificios o construcciones, les manifestaron que el movimiento del temblor se sintió muy claro, pero al recorrer los lugares no se detectaron afectaciones, ni alguna persona herida a causa del movimiento telúrico.

Por otra parte en la revisión con el coordinador municipal de protección civil de Ojinaga y las autoridades locales, manifestaron que tampoco reportan daños ni lesionados.

Hasta el momento, personal de las diferentes coordinaciones municipales se mantiene en comunicación con esta dependencia estatal con la intención de registrar algún reporte extraordinario a los obtenidos, así como la realización de recorridos y toma de declaraciones con otros responsables de inmuebles para descartar daños que no hayan sido reportados.

La CEPC reitera su apoyo a los coordinadores de los diferentes municipios y a la ciudadanía en general para mantener una respuesta oportuna en la salvaguarda de las personas y sus bienes.