Debido a la alta afluencia de visitantes que se espera en los puntos turísticos del estado durante el periodo vacacional de Semana Santa, las brigadas anti-incendios forestales intensificarán sus acciones de prevención y cobertura, especialmente en la Sierra Tarahumara.

En estos operativos participan más de 1,300 personas, pertenecientes a instancias de protección civil, Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Comisión Nacional Forestal, así como voluntarios.

Las cuadrillas se encuentran establecidas de forma estratégica en municipios como Chihuahua, Ocampo, Temósachic, Moris, Guerrero, Bocoyna, Guachochi, Urique, y Guadalupe y Calvo.

Su principal función es supervisar los principales centros recreativos, entregar material informativo y ofrecer orientación a los turistas sobre el uso responsable del fuego, ya que en más del 90 por ciento de los casos, los siniestros son provocados por la misma población al no tomar las precauciones pertinentes.

Los grupos contra incendio cuentan con técnicos especializados y son ubicados en campamentos y torres de detección; cuentan con 37 vehículos y el equipamiento necesario para realizar diversas tareas de combate.

Las brigadas oficiales estatales atenderán puntos como la carretera Chihuahua-Juárez, El Vallecillo, Riva Palacio, Majalca, Satevó, Las Tinajas, Cañón de Namúrachi y Ejido Francisco I. Madero.

Gracias a estas labores, del 18 al 24 de marzo se mitigaron dos incendios forestales en comunidades de los municipios de Balleza, Batopilas, Bocoyna, Buenaventura, Chínipas, y Guadalupe y Calvo. En estas acciones participaron 144 personas combatientes.