Con el fin de fortalecer las capacidades operativas pre hospitalarias de los agentes de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, 30 policías y bomberos se encuentran preparándose para graduarse como técnicos en urgencias médicas policiales y ofrecer mejor atención a la comunidad.

Desde hace varias semanas y durante cuatro meses, las y los elementos de la DSPM se preparan en las instalaciones de la Cruz Roja Mexicana, instancia encargada de impartir las clases y una de las más reconocidas a nivel internacional para emitir certificaciones en temas de salud.

Clases teórico-prácticas referentes al servicio y labores del técnico en urgencias médicas; anatomía y fisiología del cuerpo humano; atención de la vía aérea de un paciente; así como la valoración completa del paciente con trauma; son algunas de las más destacadas que incluye el programa curricular para las y los uniformados.

David Mendoza, coordinador de la carrera de Técnicos en Urgencias Médicas nivel básico de la Cruz Roja Mexicana, explicó que también aprenden a distinguir y dar atención especializada a personas con diabetes, epilepsia, en labor de parto, o bien en choques automovilísticos, explosiones y otros escenarios comunes.

“Como primeros respondientes, las y los oficiales tienen la obligación de apoyar en la medida de sus posibilidades a la ciudadanía, no sólo como policías sino en el tema de la salud. Ser técnicos les ayudará a contener hemorragias básicas, pero también a salvar la vida de hombres o mujeres, pues a veces hasta la simple posición en que se acomode a los afectados, es la diferencia entre poder o no respirar adecuadamente”

Al finalizar la certificación, los policías y bomberos serán evaluados, para finalmente poner en práctica y al servicio de las y los chihuahuenses los conocimientos adquiridos.