Los conflictos vecinales derivados de diferentes circunstancias, son un problema común que suele suscitarse en todas las colonias de la ciudad, para lo cual el Gobierno Municipal dispone de los Centros de Mediación de Justicia Cívica, espacios destinados a brindar soluciones alternas, antes de que estos escalen de nivel y se conviertan en delitos.

En muchas ocasiones es complicado para las partes en conflicto llegar a acuerdos entre ellos mismos, así se trate de pequeñas diferencias que les producen molestia e inconformidad, pero que, de no ser atendidos oportunamente, pueden acarrear consecuencias mayores.

A veces las fiestas escandalosas, el acumulamiento de basura que genera malos olores desde la casa contigua, una mascota que realiza sus necesidades en el patio de enseguida, un carro estorboso en la vía, entre muchas otras, generan desacuerdos que pueden llegar a tornarse en actos violentos o amenazantes.

Ante ello, y en busca de una sociedad pacífica y armoniosa, el Gobierno Municipal pone a disposición de los chihuahuenses los citados centros, que se ubican en las Comandancias Norte y Sur, y en la Comisaría Dual de Vistas Cerro Grande, donde mediadores especializados dan seguimiento a quienes lo requieran para tratar de que ambas partes queden conformes.

“De enero a la fecha del presente año, hemos recibido 959 quejas de vecinos y hemos logrado 306 convenios, además se ha capacitado a gobernadoras ralámuli en el tema de manejo de conflictos, así como a docentes de varios colegios de Bachilleres y CECYTECH”, así lo expresó Marisol Rodríguez Armendáriz, juez de seguimiento de la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

Desde que fue introducido el Modelo de Justicia Cívica en el municipio de Chihuahua, el Área de Mediación ha realizado cientos de acuerdos ciudadanos derivados de conflictos vecinales, sin necesidad de recurrir a las instancias judiciales, que suelen ser desgastantes y tediosas, añadió la funcionaria municipal.