Coordinadores de mantenimiento de centros deportivos a cargo del Instituto Municipal de Cultura Física y Deporte (IMCFD), obtuvieron las certificaciones de control y calidad de agua, con el objetivo de preservar la salud y seguridad de cientos de usuarios que acuden a practicar natación en albercas municipales.

La integridad de los chihuahuenses, así como garantizar la calidad en el servicio ha sido insignia para el alcalde Marco Bonilla, es por ello que el IMCFD se dio a la tarea de capacitar a coordinadores de los centros deportivos, quienes luego de un curso intensivo obtuvieron la certificación como: “Operadores de instalaciones acuáticas”, que abarca procedimientos de pruebas químicas, tratamiento, filtraciones, mantenimiento y más.

El director del IMCFD, Juan José Abdo Fierro, expresó la relevancia de contar con operadores certificados en espacios municipales, como es el caso de los coordinadores de mantenimiento de albercas, porque fortalecerá procesos de prevención en la calidad de servicios en las albercas de los centros deportivos y mejorará la capacidad de reacción ante cualquier contingencia y respuestas con la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

Destacó que en el estado de Chihuahua solamente cinco personas cuentan con esta certificación internacional y tres de ellos son empleados municipales: Jaime Arredondo, Cristhian Granados y Gilberto Montañez del IMCFD.

Dicha certificación tiene aval internacional, que otorga “Pool Hot Tub Alliance” (PHTA), asociación que impulsa prácticas regulatorias sólidas en control de químicos y procesos industriales, única organización acreditada por el Instituto Nacional Estadounidense de Estándares para piscinas y jacuzzis.