El Congreso del Estado de Chihuahua, por mayoría de votos solicitó a la Secretaría de Salud Federal, se desista de suministrar vacunas que no cuenten con la certificación internacional requerida, así como vacunas caducas, que en lugar de beneficio pueden ocasionar males a la población; esto luego de aprobar la proposición presentada por Marisela Terrazas Muñoz.

La legisladora expuso que el pasado 12 de octubre en nuestro país, se da la instrucción a las instituciones públicas del Sistema Nacional de Salud que deben continuar con las acciones que resulten necesarias para la prevención, control y mitigación de la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19), conforme a las facultades que les están conferidas en la legislación sanitaria y demás disposiciones jurídicas aplicables”.

En los mismos oficios girados a los empleados de la salud, señaló, encontramos que 17 de los 26 lotes de vacunas disponibles han caducado ya desde agosto, y los otros 10 lotes están a días de caducar. Pero deciden -bajo no sabemos qué criterios científicos- “extender la vida útil” de la vacuna hasta los meses de febrero y mayo.

En ese sentido, dijo, ayer la Secretaría de Salud informó que ha aplicado 1.7 millones de dosis de las vacunas contra la Influenza y COVID-19, en una campaña nacional que arrancó el pasado lunes 16 de octubre. Pero surge el cuestionamiento, ¿la meta solo es presumir un gran número o de verdad proteger a los mexicanos?

El Gobierno Federal tiene un presupuesto de más de 13 mil 500 millones de pesos para comprar vacunas que sí sirven, que sí protegerían a los mexicanos, ¿por qué aplicar una vacuna que no funciona, que no está aprobada por parámetros internacionales y que además se atreven a suministrar caduca?

Finalmente, mencionó que no se puede prevenir si no se cuenta con vacunas vigentes y no se puede hablar de calidad en salud cuando no le apostamos a la prevención. Son muchas las necesidades por las que el país atraviesa y queremos solicitarle el día de hoy a la federación que se apueste por la necesidad más básica de la población, la salud.