El diputado Ismael Pérez Pavía, representante del 11º distrito de Chihuahua y miembro del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, ha liderado un esfuerzo humanitario en respuesta a la devastación causada por el huracán Otis en Guerrero.

La devastación provocada por el huracán Otis no se limitó a Acapulco, sino que afectó a todo el estado de Guerrero. El panorama es desolador: falta de agua, electricidad, internet y alimentos, dejando a las familias locales clamando por las necesidades más básicas.

El diputado Pérez Pavía, en colaboración con el diputado Roberto Carreón Huitrón y el Grupo Parlamentario de Acción Nacional, se ha movilizado para brindar apoyo en medio de esta crisis sin precedentes. El enfoque principal es instar a la gente a unirse a los esfuerzos de ayuda, ya que la magnitud de la necesidad supera los recursos disponibles.

“Es un mundo de diferencia lo que vives ahí, lo que ves en televisión y lo que sale en las mañaneras. Al menos en Guerrero, está completamente devastado, no hay agua, no hay luz, no hay internet, no hay comida, y la gente clama por un litro de agua para su familia”, afirmó el diputado Pérez Pavía en sus palabras durante esta crisis humanitaria.

El diputado destacó que el apoyo proviene principalmente de particulares, incluyendo a él mismo, el diputado Roberto Carreón y el Grupo Parlamentario de Acción Nacional. Es un esfuerzo personal y solidario para apoyar a las comunidades afectadas.

“Desde luego que es súper importante la ayuda porque la gente está sufriendo. La gente llora por un litro de agua”, enfatizó el diputado Pérez Pavía.

El equipo del diputado Pérez Pavía se movilizó rápidamente para adquirir alimentos y recursos esenciales para ayudar a más de 500 familias en la colonia Jardín Palmas, una de las áreas más afectadas por la devastación del huracán.

A pesar de la respuesta inicial, la necesidad sigue siendo abrumadora, y se necesita apoyo continuo. El diputado Pérez Pavía también alentó a las personas a utilizar los centros de acopio del DIF estatal y los DIF municipales para brindar ayuda adicional.

“Podemos ver personas acampando en los pocos tejabanes de los negocios y centros comerciales que quedaron en pie con carpas y lonas”, describió el diputado.

La situación en Guerrero es desafiante y no muestra signos de mejora inmediata. La ayuda y la solidaridad de las personas que aún no han apoyado son cruciales para ayudar a las comunidades afectadas a recuperarse de esta crisis.

Comenta el diputado que el ejército y los servidores de la nación están presentes, pero su enfoque se limita solo a recopilar información y encuestas y lamentablemente, no distribuyen alimentos ni agua.

El diputado Pérez Pavía y su equipo ya están en camino de regreso a Chihuahua, después de haber experimentado de primera mano la devastación y la necesidad en Guerrero. La situación en el estado requiere una respuesta inmediata y constante para ayudar a las familias a reconstruir sus vidas en medio de esta tragedia sin precedentes.