En un esfuerzo por combatir la creciente problemática de la violencia digital en el estado de Chihuahua, la diputada Georgina Bujanda presentó una iniciativa que busca modificar el artículo 180 BIS del Código Penal de Chihuahua, con el fin de establecer penas más severas para quienes divulguen imágenes, textos, grabaciones de voz o audiovisuales de contenido erótico o sexual sin el consentimiento de la persona involucrada y en perjuicio de su intimidad.

La iniciativa propone aumentar la pena a tres a seis años de prisión y una multa de quinientos a mil unidades de medida y actualización, pues esta conducta involucra la exposición no consensuada de contenido íntimo donde atentando contra la integridad, dignidad y vida privada de las personas, especialmente de las mujeres, y puede causar daños de todo tipo.

Bujanda mencionó que su propuesta tiene como objetivo armonizar la legislación estatal con la normativa federal, que ya establece penas más severas para quienes cometen este tipo de delitos y espera que esta reforma contribuya a disuadir a los agresores y proteger los derechos fundamentales de las víctimas de violencia digital en Chihuahua.

La diputada agregó que: “La batalla por la justicia digital avanza, y Chihuahua está liderando el camino hacia un futuro más seguro y respetuoso en línea”.

Este paso legislativo no solo busca sancionar a quienes atenten contra la privacidad de las personas en el ámbito digital, sino también enviar un poderoso mensaje: “en Chihuahua, la protección de la intimidad y la dignidad de todos es una prioridad inquebrantable y esta reforma es un testimonio de la firme voluntad de poner fin a la impunidad y asegurar que todas las voces tengan la oportunidad de ser escuchadas, sin miedo a la violencia digital”.