Con motivo de este regreso a clases, la Secretaría de Salud recomienda a madres y padres de familia poner una especial atención en la alimentación de sus hijos, y preparar colaciones saludables sobre todo a los escolares en edades tempranas.

Vianey Félix, responsable de Nutrición de la Región Sanitaria de Ciudad Juárez, aclaró que dicha colación no debe ser un sustituto del alimento que el menor debe consumir en su domicilio antes de acudir al centro educativo, y apuntó la importancia de la coordinación con el personal escolar para estructurar cambios positivos en los hábitos nutricionales.

Lo anterior con el fin de garantizar un desarrollo adecuado en la población desde la infancia, pues dijo, es oportuno el inculcar a los más jóvenes una mayor sensibilidad en el cuidado de su bienestar.

Félix explicó que, en cuanto al alimento que se prepara para que las niñas y niños lo consuman en sus centros educativos, debe ser algo ligero y cuidado en calidad y cantidad, por lo que algunas sugerencias son frutas, verduras, lácteos bajos en grasa o cereales integrales, siempre con el acompañamiento de agua simple.

Enfatizó que es fundamental procurar que las y los menores en edades tempranas eviten ingerir bebidas con elevados índices de azúcar, ya que a la larga podrían provocar situaciones que requieran de atención médica.

“La colación escolar debe ser un alimento ligero y complementado con agua simple, evitando el consumo de bebidas como jugos, refrescos o sumos, al igual que las frituras, galletas, o cualquier tipo de pastelitos”, indicó.

Como ejemplos de colaciones saludables mencionó fruta con yogurt bajo en grasa, algún sándwich acompañado de verdura como pepino, jícama o zanahoria, palomitas de maíz naturales, entre otros que ayudarán a mantener en equilibrio a los estudiantes, y a que su cuerpo se encuentre con más energía y sea capaz de evitar el desarrollo de enfermedades.