La 67 Legislatura de Chihuahua, exhortó al Ejecutivo Federal y al Congreso de la Unión, contemplen para el ejercicio fiscal 2024, los recursos económicos suficientes y necesarios para el restablecimiento del fideicomiso del Fondo Nacional de Desastres Naturales; esto luego de aprobar la proposición presentada por el diputado Mario Rodríguez Saldaña.

En tribuna, el legislador comentó, que los fenómenos naturales de dimensiones extremas, con cada vez mayor frecuencia e intensidad a lo largo de nuestro continente y del mundo entero, son una advertencia para tomar acciones reales, inmediatas, así como urgentes.

En ese sentido, señaló, el reciente huracán categoría 5 que tocó tierra en las costas de Guerrero, simboliza una advertencia para nuestro país; la diferencia entre prevenir a la luz de la prudencia, representa más allá de cualquier respuesta administrativa o de organización presupuestal, la oportunidad invaluable de salvar vidas y no quedarse con los brazos cruzados.

Aquí, la realidad que al día de hoy viven municipios del Estado de Guerrero, la han vivido otros, incluso Chihuahua, por eso mismo, el llamado a la responsabilidad en la asignación de recursos que permitan a los municipios y estados del país, contar con las herramientas necesarias para hacerle frente a estos fenómenos naturales, desastres que pueden llegar a ser difíciles o muy poco probables de predecir, como ejemplo los movimientos telúricos.

La situación crítica del Pueblo de Guerrero, no solamente en Acapulco, sino también en varios municipios, pese a que poco se habla de ellos, es de dolor; en solamente 3 horas, la zona quedó repleta de autos volteados, deslaves, árboles arrancados de raíz, casas sin techos o de plano escombros, una red eléctrica con daños que, hasta días después del paso del huracán no han sido restablecidas al 100%. Frente a esta realidad, lo que más duele es la pérdida de vidas humanas, por eso mismo, la base sobre la cual se funda este exhorto, es contar con recursos que puedan destinarse de forma inmediata.

En ese sentido, es imperioso que no se vuelva a repetir en México una historia igual a la de Guerrero; es el momento de valorar la relevancia de un fideicomiso que detone una serie de acciones en materia de infraestructura, no solo inmediata como reacción, sino a lo largo del tiempo, hasta que existan condiciones normales para la infraestructura de cualquier zona posiblemente afectada, declaró el diputado.